Kobido y Acupuntura Facial

 
 
 

Masaje Facial Kobido

Kobido significa “antiguo camino de la belleza” y es una alternativa o complemento a los tratamientos de rejuvenecimiento facial más modernos.
Durante el masaje, la técnica consiste en realizar movimientos variando la intensidad, para lograr favorecer la circulación de la cara, cuello, hombros y parte superior del pecho. Con esto conseguimos estimular la producción de colágenos y elastina.

Es un masaje que se realiza de forma manual donde se emplea aceite de rosa de mosqueta o bien cosméticos que a parte de favorecer el masaje, lleven principios activos dirigidos a la regeneración celular o a la reafirmación.

Hoy, el masaje Kobido es una alternativa al alcance de cualquier persona para el cuidado y mejora del rostro. Además de los beneficios estéticos, el masaje Kobido elimina el estrés acumulado en los músculos que afectan la cabeza y cara, logrando así la armonía de todo el organismo, que se refleja posteriormente en piel y cuerpo.

Este tipo de masaje facial proporciona una mejora visible en la piel otorgándole luminosidad y mejorando el tono, en cuanto a las arrugas las elimina y previene, reduce las bolsas de los ojos e hidrata en gran medida la piel.

El Kobido se combina con técnicas y puntos de Shiatsu, una terapia japonesa que ayuda a recuperar y equilibrar la energía del cuerpo. Aplicado en el rostro, hace que éste tenga más vitalidad y libera los bloqueos de la musculatura facial y del cuello, relajando las zonas tensionales que provocan arrugas.

Esta técnica, al estimular el sistema nervioso, mejora la circulación de la sangre y combate el estrés. También reduce el bruxismo, evita la rigidez facial, alivia las migrañas y favorece la vista gracias al estímulo en las zonas cercanas a los ojos. Cualquier persona puede disfrutar de este tratamiento, desde jóvenes con problemas de acné, a adultos con manchas en la piel, psoriasis o que sufran envejecimiento de la piel.

 

Acupuntura Facial

La acupuntura (del latín acus ‘aguja’, y punctura, ‘pinchar’) considerada como uno de los pilares de la medicina tradicional china.

Fisiológicamente se ha demostrado que la acupuntura aumenta la circulación linfática y sanguínea. El aumento del flujo sanguíneo equilibra el color de la piel y el tono muscular. Al aumentar la circulación linfática, disminuye la acumulación de sustancias nocivas en la piel. La acupuntura también fortalece el sistema inmunológico, y nuestra piel es una parte esencial de este sistema.

La inserción de agujas en la cara favorece la producción de colágeno y elastina .El colágeno es una proteína producida por nuestro cuerpo y es responsable de la durabilidad y resistencia de nuestra piel .La elastina es responsable de su elasticidad. La exposición solar y el envejecimiento provocan una disminución en la producción de colágeno y la elastina. La acupuntura estimula los procesos naturales del cuerpo de reproducción y el crecimiento celular.

¿ Cuáles son sus beneficios ?

• Mejora la circulación facial, y por lo tanto la oxigenación de la piel
• Cierra los poros
Ilumina la mirada
Reduce el acné y las cicatrices.
• Nutre e hidrata la piel desde el interior dándole a la piel cansada y opaca un aspecto joven, radiante y saludable.
Minimizar o eliminar las arrugas finas
• Reduce las arrugas profundas
Combate la flacidez facial y los párpados caídos e hinchados
• Aumento de la producción de colágeno y elastina.
• Mejora el tono muscular
• Mejora el equilibrio hormonal
• Mejora el tono y color facial.
• Disimula cicatrices
• Estimula el libre flujo de sangre, energía y circulación linfática.
• Estimula los niveles de energía general
Hacer que te sientas fresca, relajada y rejuvenecida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies