Ácido Hialurónico

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un componente que tenemos los seres humanos naturalmente. Es abundante en la piel y está presente en otras partes del cuerpo como en el humor vítreo, el cordón umbilical, líquido sinovial y un largo etcétera. Sirve entre otras cosas como soporte del colágeno y las fibras de elastina.

Con el envejecimiento nuestro cuerpo produce un volumen menor de ácido hialurónico, lo que provoca que la firmeza de la piel decrezca apareciendo así las arrugas y por lo tanto haciendo más visibles los efectos de la edad.

Su aplicación en siempre de manera subcutánea por medio de inyectables, por lo tanto este tratamiento se hace de manera ambulatoria.

Se pueden dividir en dos tipos de ácido:

 

Ácido Hialurónico Reticulado

Este tipo de ácido es el indicado para dar volumen y por lo tanto rellenar arrugas. Se consigue gracias a las moléculas que contiene el ácido hialurónico de este tipo. Estas son unidas entre sí con fuerzas Van der Waals, son fuerzas atractivas y repulsivas entre moléculas. Esto significa que al administrarse este tipo de ácido las moléculas tienen un comportamiento que resulta en la creación de una “malla”. Esta genera una homogeneización, relleno y reestructuración del estado de la piel.

Puede ser de diferentes densidades dependiendo de la zona en la que se aplique.

Las zonas más comunes donde se introduce el ácido hialurónico son:

  • Labios
  • Pómulos
  • Surcos nasogenianos
  • Pliegues de marionetas
  • Zona del óvalo facial
  • Zona de la nariz para igual niveles en lo que sería el efecto de rinomodelación

El ácido hialurónico reticulado es un producto que tarda en ser absorbido por el organismo. Por lo que sus efectos de efecto lifting y relleno son duraderos.

 

Ácido Hialurónico No reticulado (Mesoterapia)

En este caso las moléculas del ácido no están enlazadas como en el reticulado, esto provoca que las moléculas se muevan con libertad. Este componente se presenta de manera natural en nuestro organismo. Pero con el paso del tiempo la producción decrece haciendo que la elasticidad, hidratación y luminosidad de nuestra piel decrezca.

El producto se aplica con la técnica de la Mesoterapia, consiste en micropunciones intradérmicas.

Por otro lado el ácido hialurónico se aplica de manera combinada con otros productos tales como el colágeno o Vitamina C por ejemplo.

Entre los efectos más notables del ácido hialurónico está la hidratación de la piel. Esto provoca que la piel presente un aspecto más luminoso y tenga un tacto más sedoso y elástico.

Este tratamiento es el mejor aliado contra el envejecimiento prematuro de la piel. Es clave en personas de 30 años en adelante.

El ácido Hialurónico en combinación contratamientos de Bótox ofrece unos espectaculares cambios, para más información sobre Bótox sigue el siguiente LINK

Si tienes alguna pregunta, consulta o quieres reservar una cita para que nuestro equipo médico te valore pincha AQUÍ y contacta con nosotros.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies